Es el Ángel de la Dualidad. Está mostrando la reconciliación. Muestra a una persona equilibrada, con mucha confianza en sí misma. Representa además, la ambigüedad. Muestra a una persona capaz de valerse de cualquier medio con el solo fin de concretar sus propias metas. Rige Urano. Al revés: determina a una persona con falta de honestidad.

 

Reconciliación y equilibrio. Es el momento de provechar y desplegar abiertamente la confianza en ti mismo para llevar a cabo todo lo que te propones. Tienes la posibilidad de elegir los métodos de los cuales tendrás que valerte para conseguir tus objetivos, deberás elegir el camino correcto, puedes evitar caratularte como deshonesto.